Cómo ayudar a los niños a aprender en tiempos del Covid-19


Este articulo toma conceptos de la teoría de las inteligencias múltiples y de la neurociencia para reflexionar acerca de cómo los adultos que tenemos el privilegio de ser padres ó maestros podemos desarrollar estrategias novedosas, motivantes, integradoras y creativas para que los niños sean protagonistas en sus procesos educativos, aprendan partiendo de sus capacidades y puntos fuertes y desarrollen habilidades para tener una mayor interrelación con las personas, su entorno y consigo mismos.

Educación tradicional

En Colombia la educación tradicional se ha centrado en fomentar el trabajo individual, en aulas donde se controla la disciplina y se imparte el conocimiento de forma magistral. Este tipo de programas educativos dan más prioridad a las inteligencias lingüísticas y matemática, descuidando el papel de la personalidad, las emociones y el entorno cultural, primordiales para el aprendizaje. No obstante muchas personas que fueron los mejores alumnos en este sistema alcanzaron poco éxito en su vida social y profesional.

Según Gardner (1994-2005) padre de la teoría de las inteligencias múltiples, la inteligencia es la capacidad biopsicológica de procesar información para resolver problemas o de crear productos que sean valiosos para una comunidad o cultura. Esto pone de relieve que la inteligencia no solamente se refiere a las capacidades innatas o a la habilidad de almacenar información, sino a cómo dichas capacidades se desarrollan e integran para resolver problemas sociales comunes. Nuestra infancia requiere que el sistema educativo sea capaz de contribuir al desarrollo de su inteligencia emocional y de las habilidades básicas requeridas en la vida laboral y social.

La crisis como una oportunidad de cambio y mejora del sistema educativo.

La crisis generada por la pandemia pone de relieve el atraso tecnológico en que se encuentran las instituciones educativas y la falta de conocimiento que tenemos los adultos (padres y docentes) en el uso de las tecnologías de la información en los procesos de enseñanza. Desde hace décadas se sabe que el juego y el trabajo en grupo son excelentes estrategias que favorecen el desarrollo integral de los niños y los mantienen motivados para aprender. No obstante aunque existen muchas alternativas online gratuitas pocos adultos saben aplicar la gamificación para enseñar a los alumnos de una forma lúdica.

Ante el temor de padres y maestros por el retorno de los niños a centros educativos que se caracterizan por aulas donde hay en promedio treinta alumnos en pocos metros cuadrados, se vuelve fundamental que los adultos mejoremos nuestro conocimiento en el uso de las tecnologías de la información y en la aplicación de técnicas de gamificación y de enseñanza virtual para garantizar la calidad de la educación que merecen nuestros niños. Sin duda la crisis transformará el sistema educativo permitiendo a docentes y alumnos una mayor aproximación al aprendizaje e-learning y desarrollando habilidades indispensables para este tipo de educación; disciplina, autonomía, trabajo colaborativo, innovación y creatividad.

Ventaja de la educación virtual y el uso de técnicas de gamificación

El uso de la lúdica y el trabajo colaborativo como técnicas de enseñanza virtual, generan refuerzo social inmediato motivando el desempeño individual y colectivo. Entre las actividades de enseñanza que podemos desarrollar mediante estas estrategias encontramos juegos de competencia, juegos de roles, videojuegos, reuniones creativas, simulaciones, clubes académicos, entre otros. Lo importante es diseñar actividades que permitan a los niños aprender haciendo y comunicando de forma verbal y no verbal. Somos seres sociales y cuando trabajamos en equipo nuestra capacidad de crear y de aprender se multiplica porque este tipo de actividades liberan dopamina en el cerebro (neurotransmisor potencializador del optimismo, la felicidad y el aprendizaje).

Indiscutiblemente la educación es un campo interdisciplinario, de impacto social y es responsabilidad de padres, maestros y profesionales de distintas áreas de la sociedad, buscar mejores estrategias para educar, para fomentar la creatividad y el desarrollo de las capacidades innatas que tienen los niños y cimentar las bases de una sociedad menos conflictiva y enferma.

Últimas entradas