Pensamientos y ansiedad


En este articulo revisaremos la capacidad que posee la  mente  para disminuir, controlar o exacerbar los síntomas de ansiedad y los efectos que tienen los pensamientos sobre las emociones y la conducta.

pensamientos y ansiedad

Nuestras expectativas, actitudes, creencias, pensamientos y motivaciones, brindan señales a al cuerpo capaces de activar  la respuesta de estrés. Estos procesos mentales son aprendidos y se fortalecen durante la vida. Con la madures aprendemos a asignar rótulos, a utilizar frases internas cada vez mas automatizadas y a desarrollar un conjunto de ideas que pueden llamarse “irracionales” por que carecen de fundamento en el presente y en la realidad objetiva.

Las ideas irracionales o pensamientos disfuncionales generan dificultad a la hora de enfrentar adecuadamente los nuevos retos que la vida. Muchas veces pueden carecen de utilidad para el normal desenvolvimiento de las actividades y se convierten en un obstáculo mental que imposibilita la fluidez de pensamiento de acuerdo a nuevas necesidades y capacidades.

En las personas con ansiedad los pensamientos desadaptativos, dificultan su capacidad de discriminar lo importante de lo trivial, haciendo que fijen su atención en aspectos irrelevantes y convirtiéndolos en cosas trascendentales para su vida. De esta forma las personas generan hipótesis y teorías erróneas que pueden transformarse en fobias y miedos a personas, objetos o situaciones las cuales interpreta como extremadamente peligrosos.

Un ejemplo de los conceptos expuestos lo observamos en personas perfeccionistas, quienes esperan demasiado de si mismas y de los demás, y se alteran cuando no pueden alcanzar las metas que se han impuesto (generalmente inalcanzables), provocando sentimientos de insatisfacción con consigo mismas y su entorno social.

Encontrar el equilibrio y tener una vida mucho más tranquila, objetiva y controlada, es posible, si incorporamos a nuestra filosofía de vida el auto análisis y la revisión permanente de nuestras creencias y esperanzas a fin valorar su nivel de racionalidad ante un situación particular y de crear modos más lógicos de interpretar las circunstancias de la vida que nos provocan ansiedad.

BIBLIOGRAFIA

Cruzado, J.A.; Muñoz, M. Labrador, J.F., Manual de técnicas de modificación y de terapia de la conducta; Ediciones Pirámide. 1998

Suinn, Richard M. Entrenamiento en Manejo de Ansiedad. Editorial Desclée, Barcelona, 1993

Revista Latinoamericana de Psicología Vol. 25 No. 3 1993.  Amable Ayora.

Ver enlaces relacionados