¿Por qué sentimos celos? y ¿Cómo podemos afrontarlos?


El sentimiento de celo aparece por deseos de posesión o por necesidad de acaparar atención y no conseguirlo. Se presentan en cualquier tipo de relación incluidas las profesionales, no obstante en las parejas pueden llegar a ser más intensos, seguidos de lo que puede sentir los niños, sobre todo entre hermanos.

Los celos pueden originarse por situaciones reales o a partir de ideas y creencias irracionales. Se consideran normales, cuando el sentimiento surge ante hechos que indican a la persona que existe un inminente riesgo de pérdida y patológicos cuando son infundados o cuando a pesar de ser fundados, obsesionan de tal manera al quien los padece, que repercuten negativamente en su salud mental y en su comportamiento.

Los celos generan sentimientos e ideas negativas que hacen que nos sintamos frustrados, desvalorizados, culpables, sin control y tristes. Pueden convertimos en personas hostiles que agreden tanto física como psicológicamente, causando deterioros en las relaciones interpersonales, salud y calidad de vida. Las personas que tienen mayor tendencia a sentir celos patológicos, son inseguras, tienen baja autoestima y para sentirse bien exigen a los demás una mayor o exclusiva atención.

Photo by Nick Bondarev on Pexels.com

Recomendaciones para afrontar los celos

  • Estar alerta de hasta donde los celos nos generan ideas distorsionadas sobre nosotros mismos y sobre la persona o situación que nos genera malestar.
  • Tranquilizarnos y buscar información objetiva para dialogar con las personas sobre lo que está sucediendo.
  • Evitar compararnos con los demás y darnos el derecho a ser nosotros mismos.
  • Dar a los demás el derecho a ser ellos mismos. Evitando ser posesivos o intentar obligarles a hacer lo que nosotros queremos, sin tener en cuenta sus deseos y necesidades.
  • Valorar y potenciar nuestras capacidades para fortalecer la autoestima.
  • Buscar actividades placenteras al margen de la persona o situación objeto de los celos.
  • Intentar ver las cosas lo más objetivamente posible.
  • Escuchar y respetar la opinión de los demás

Referencias bibliográficas 

  • MUNDUATE, Lourdes y MARTÍNEZ, José.  Conflicto y Negociación.  Colombia: Pirámide.  1999.  37p.
  • RODRIGUEZ, Mauro. Manejo de conflictos. México: Ed. Manual moderno. 2da edición. 1989. 15p.
  • WALTON, Richard. Conciliación de conflictos interpersonales: confrontaciones y consultaría de mediadores. EAU: Fondo educativo interamericano.1973. 2p.

Últimas entradas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .