Estrategias para llevar una vida más equilibrada


En este articulo discutiremos como se origina el estrés y descubriremos seis formas sencillas de encontrar el equilibrio y tranquilidad en la vida.

Cualquier situación a la que nos enfrentamos (agradable o desagradable) es interpretada por nuestro cerebro. Cuando reconocemos una situación como peligrosa, incierta o incontrolable sentimos miedo y nuestra mente decide prepararse para enfrentar la amenaza. El miedo es un mecanismo biológico de supervivencia, una respuesta ante peligros reales o imaginarios que produce una reacción en cadena activando sistema nervioso simpático (glándulas, hipotálamo, hipófisis y suprarrenales) para producir adrenalina y noradrenalina llamadas las hormonas del estrés.

Photo by Yan on Pexels.com

El mecanismo neuropsicologico del estrés tiene la capacidad de movilizar momentáneamente los recursos de energía del cuerpo y potenciar respuestas rápidas de enfrentamiento o huida; nos brinda la facultada de rescatar a un hijo de una caída o ponernos a salvo de un choque eminente.  Ha sido muy eficiente para garantizar la supervivencia de nuestra especie y es efectivo cuando se activa por periodos cortos de tiempo ante situaciones de peligro.

Cuando la respuesta de estrés permanece por largos periodos de tiempo el organismo sufre deterioros metabólicos, principalmente en los sistemas músculo esquelético, circulatorio y nervioso, debido a los recursos físicos y mentales que intervienen en el proceso. En la sociedad moderna, pocas veces tenemos que enfrentarnos a depredadores salvajes que intentan alimentarse de nosotros, sin embargo, debemos vivir en un mundo competitivo, lleno de información, de estímulos tecnológicos y de prejuicios sociales que hacen que nuestro cerebro perciba el mundo tan aterrador como lo fue  un tigre dientes de sable para nuestros antepasados hace miles de años.

Actualmente el peligro para la supervivencia no se encuentra en el exterior sino en nuestra mente, en nuestras creencias, valores y pensamientos. Hemos sido educados en una sociedad donde priman el poder, el materialismo y la competencia y aprendimos que para sobrevivir debemos luchar para pertenecer, tener y sobresalir. Somos víctimas de diálogos internos, llenos de ideas aceleradas y fatalistas que convierten el pasado en una carga (si no pudimos alcanzar los ideales impuestos) y el futuro en una amenaza (cuando creemos que no lograremos ser o tener lo que deseamos). Las creencias e ideas irracionales nos provocan ansiedad y nos hacen incapaces de enfrentar los retos de la vida y de tomar decisiones adecuadas.

Encontrar el equilibrio y tener una vida mucho más tranquila, objetiva y controlada, es posible si implementamos las siguientes estrategias:

  1. Activar la respuesta de relajación mediante la respiración diafragmática: La respiración tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el organismo. Cuando centramos la atención en ella a un ritmo constante se induce la respuesta automática de relajación, activando el sistema parasimpático y anulando repuestas provocadas por el estrés para curar el cuerpo y la mente.
  2. Identificar de forma clara y honesta los cinco valores más importantes en tu vida, aquellos que rigen tus decisiones y que no son negociables. Estos valores guiaran conscientemente tu forma de actuar y tu toma de decisiones.
  3. Aceptar el presente y disfrutar la vida con gratitud.
  4. Entablar una relación cariñosa, afectiva, compasiva e incondicional contigo mismo y aceptar a los demás como son.
  5. Incorporar a tu filosofía de vida la revisión permanente de tus creencias y esperanzas, a fin de evaluar su nivel de racionalidad y de crear formas más lógicas de interpretar las circunstancias que te generan ansiedad.
  6. Sonreir y usar un lenguaje positivo, amable y compasivo.

Últimas entradas

3 pensamientos en “Estrategias para llevar una vida más equilibrada

  1. Pingback: ¿Cómo ser fieles a nosotros mismos? – Carolina León

  2. Pingback: ¿Cómo potencializar la autoconciencia? – Carolina León

Los comentarios están cerrados.