¿Cuál es la diferencia entre pensamiento dogmático y crítico?


En este artículo indagaremos dos tendencias que el ser humano tiene en su forma de pensar; el dogmatismo y el pensamiento crítico. ¿Qué tipo de pensamiento predominará en ti?.

Sigue leyendo

¿Cómo modificar y mejorar nuestra calidad de vida?


El “estilo de vida” es el conjunto de hábitos o conductas que una persona realiza en un determinado momento y que afectan su salud física y mental. Aunque no es fácil en este artículo se evidencia que todos estamos en la capacidad de generar cambios en nuestro comportamiento para transformar nuestra vida.

Sigue leyendo

¿Cómo ser fieles a nosotros mismos?


Los aspectos realmente importantes de la vida, se logran con la búsqueda constante y decidida de un propósito  personal coherente con nuestros valores y emociones. En este articulo revisaremos las ventajas de ser fiel a si mismo y las consecuencias de traicionar los más íntimos deseos.

“Lo que estás haciendo habla tan alto que no puedo oír lo que me dices”. Ralph Waldo Emerson

grafica.png

La coherencia se basa en la decisión de quien queremos ser, significa que nuestros pensamientos, emociones, acciones y palabras van en una misma dirección y son consecuentes a lo largo del tiempo. Es un valor vital para poder prosperar en la vida ya que todo lo que hacemos habla por nosotros y deja constancia del compromiso y responsabilidad con que asumimos todo lo que emprendemos.

Somos infieles a nosotros mismos cuando pensamos y sentimos una cosa y acabamos haciendo algo totalmente diferente, cuando nos dejamos dominar por nuestros miedos e inseguridades y cuando dejamos de ser coherentes con nuestro propósito para satisfacer las demandas de otras personas. Este autoengaño debilita la autoestima y fomenta la división y conflicto interior.

A corto plazo puede que la incoherencia nos evite disgustos y nos permita mantener contentos a muchas  personas, pero en el fondo de nuestro ser, sabremos que no estamos actuando conforme a los dictados de nuestra conciencia. Lograr una vida armoniosa y feliz, implica que nuestro comportamiento sea fiel reflejo de los más profundos pensamientos, anhelos y valores que poseemos.

¿Cómo podemos ser fieles a nosotros mismos?

  • Las emociones son la brújula que guían el camino de la vida. Antes asumir compromisos o tomar decisiones importantes, debemos darnos tiempo para sintonizar con nosotros mismos. Actuar en coherencia con lo que sentimos y pensamos nos brinda un mayor nivel de satisfacción a mediano y largo plazo.

La clave para lograr escuchar nuestro ser es dedicarnos tiempo, puede ser meditando, haciendo algo que nos gusta, paseando o simplemente descansado, lo importante es hacer algo que nos permita contactar de nuevo con nuestras emociones.

  • Tener coraje y valor para actúa según lo que se piensa, liderar con el ejemplo y defender de forma asertiva los valores y deseos propios, aunque puedan contrariar intereses opuestos a los nuestros. Cuanto más coherentes somos y más asertivos nos mostramos al expresar nuestras opiniones, es  más fácil construir relaciones de confianza a largo plazo. Las personas fieles a si mismas, son percibidas como auténticas, responsables y confiables.

Referencias

https://www.psicologiayconsciencia.com/coherencia-interna/

https://www.psicologia-online.com/compromiso-y-coherencia-como-tecnicas-de-la-influencia-social-1576.html

Coherencia entre pensamiento y acción: La integridad

Enlaces relacionados

Cinco maneras de encontrar el equilibrio y tener una vida más tranquila

¿Cómo influye el cerebro emocional en la toma de decisiones?

¿Qué nos motiva?

¿Cómo las emociones modifican los genes?

¿Cuál es la relación entre felicidad y compasión?

Cinco maneras de encontrar el equilibrio y tener una vida más tranquila


En este articulo te contaré como se origina el estrés y te brindaré cinco maneras sencillas de encontrar el equilibrio y tranquilidad en tú vida.

estres.jpg

El estrés es la respuesta adaptativa que ha permitido a nuestra especie sobrevivir en situaciones de vida o muerte. Provoca cambios bioquímicos que incrementan la memoria,  focalizan la atención y nos impulsa a encarar la amenaza o huir rápidamente.

Cuando alguno de nuestros antepasados se exponía a situaciones de supervivencia y lograba salir airoso de la contienda, su organismo sufría deterioros metabólicos, principalmente en los sistemas músculo esquelético, circulatorio y nervioso, debido a los recursos físicos y mentales que tenia que invertir.   En la sociedad moderna, pocas veces tenemos que enfrentarnos a depredadores salvajes que intentan alimentarse con nosotros, sin embargo, debemos vivir en un mundo competitivo, lleno de información, de estímulos tecnológicos y de prejuicios sociales que hacen que nuestro cerebro perciba el mundo tan aterrador como lo fue  un tigre dientes de sable, para nuestros antepasados hace cientos de años.

En la vida actual, el peligro para la supervivencia no se encuentra en el exterior sino en nuestra mente, en nuestras creencias, valores y pensamientos. Hemos sido educados en una sociedad donde priman el poder, el materialismo y la competencia y aprendimos que para sobrevivir debemos luchar para pertenecer, tener y sobresalir. Somos vÍctimas de dialogos internos, llenos de ideas aceleradas y fatalistas que convierten el pasado en una carga (si no pudimos alcanzar los ideales impuestos)  y el futuro en una amenaza (cuando  creemos que no lograremos ser o tener lo que deseamos). Las creencias e ideas irracionales nos provocan ansiedad y nos hacen incapaces de  enfrentar los retos de la vida  y de tomar decisiones adecuadas.

Encontrar el equilibrio y tener una vida mucho más tranquila, objetiva y controlada, es posible, si  sigues los siguientes consejos:

  1. Identificar de forma clara y honesta, los cinco valores más importantes en tu vida, aquellos que rigen tus decisiones y que no son negociables. Estos valores guiaran conscientemente tu forma de actuar y tu toma de decisiones.
  2. Aceptar el presente y disfrutar la vida con gratitud.
  3. Entablar una relación cariñosa, afectiva, compasiva e incondicional contigo mismo y aceptar a los demás como son.
  4. Incorporar a tu filosofía de vida la revisión permanente de tus creencias y esperanzas, a fin de evaluar su nivel de racionalidad y de crear formas más lógicas de interpretar las circunstancias que te generan ansiedad.
  5. Sonreir y usar un lenguaje positivo, amable y compasivo.
  6. Implementar practicas de meditación como Mindfulness para dirigir la atención y liberar la mente.

Ver enlaces relacionados

¿Cuál es la relación entre felicidad y compasión?

¿Por qué el miedo mata?

¿Cómo lograr el éxito personal a través de la inteligencia emocional?

¿Cómo desarrollar creencias para la felicidad?

¿Cuándo el estrés es bueno?

¿Qué significa vivir conscientemente?


“Pensar y obrar; obrar y pensar es la suma de toda sabiduría”. J.W. Goethe.

Vivir conscientemente es cerrar el abismo entre lo que pensamos, decimos y hacemos y actuar en coherencia con nuestros principios y valores, para obtener bienestar y lograr nuestros objetivos.

vivir consciente

Estrategias para vivir conscientemente:

  • Llenar la vida de emociones positivas: Nuestro cerebro está programado para sobrevivir, por esto tenemos que entrenarnos para atender a los aspectos positivos de la vida, para aprender a perdonar a quienes nos han lastimado y a agradecer por cada bendición recibida (la vida, los alimentos, el aire, el agua, la salud, los animales, el hogar, la ropa, la familia, los amigos, la pareja, los hijos, el trabajo, el internet, la televisión y todo aquello que se nos pueda ocurrir de la lista infinita por lo que podemos dar gracias).
  • Cultivar las relaciones: Somos seres sociales, tenemos una alta necesidad de pertenencia, nos desarrollamos íntegramente a través del ‘otro ‘ y respecto al otro, por esto, la cooperación y la fidelidad al grupo son fundamentales para dar sentido a nuestra vida.
  • Actuar responsablemente: Conocernos a nosotros mismos, nuestros comportamientos, objetivos, emociones, principios, valores y creencias, nos sirve para tomar decisiones conscientes de las consecuencias que tiene todo lo que hacemos o dejamos de hacer, sobre nosotros mismos o sobre los demás y para defender los propios principios y convicciones a pesar de las dificultades que esto puede acarrear.
  • Activar la mente para el cambio: Entrenarnos para utilizar nuestra capacidad de autocontrol, empatía, razón y compasión como instrumentos de cambio y transformación. Desarrollando una actitud que nos permita estar atentos a conocimientos e informaciones nuevas, nos facilite escuchar otros puntos de vista y nos brinde la capacidad de aceptar y aprender de nuestros errores.
  • Cultivar nuestras pasiones: Descubrir y practicar las actividades que nos motivan que nos hacen fluir y crecer al poner en practica nuestros conocimientos y habilidades.

Referencias bibliográficas:

Enlaces Relacionados:

La Tolerancia: Un antídoto contra la violencia

¿Podemos aprender a ser felices?

¿Eres una persona emocionalmente inteligente?

¿Cómo encontrar la paz interior?

El poder de la gratitud